septiembre 16

Cómo valorar el margen de competitividad de la empresa

Resumen: El modelo Coste — Volumen — Beneficio nos ofrece la posibili-dad de explicar cómo es el comportamiento estratégico de la empresa y nos permite valorar los márgenes de seguridad y el de competitividad, margen que valora la diferencia entre los beneficios diseñados y los beneficios alcanzados.

Descriptores: planificación estratégica, margen de competitividad, beneficio L estrategia empresarial, gestión de costes.

EN EL MUNDO EMPRESARIAL, EL MARGEN DE COMPETITIVIDAD DEPENDE DE LA CAPACIDAD QUE TIENE UNA ORGANIZACIÓN DE CONOCERSE A SÍ MISMO, DE SABER IDEAR LA ESTRATEGIA MÁS ADECUADA Y DE LA CAPACIDAD QUE TIENE DE LLEVARLA A LA PRÁCTICA.

Introducción a la planificación del beneficio

Si buscamos dentro de la literatura de gestión de empresas nos daremos cuenta que son escasos los artículos que hablan de cómo se debe planificar el beneficio.

Esta aparente sorpresa aumenta cuando además los que se preguntan por la planificación no aportan nin-guna herramienta que permita medir y valorar cuáles deben ser los beneficios a perseguir.

Dentro de una buena planificación de bene-ficios, se debe hablar del margen de competitividad. La definición del margen de competitivi-dad es la diferencia que existe entre el rendi-miento que una empresa puede conseguir como consecuencia de su diseño y el rendimiento que está alcanzando como consecuencia de su apli-cación.

El profesor Miguel Arjona lo define en su libro de Dirección Estratégica como: “El potencial de mejora en el rendimiento que una empresa puede lograr en un momento del tiempo determinado”; esa mejora se logrará cuando los responsables de la organización sean capaces de valorar dónde se encuentran los puntos de progreso y consigan lanzar los procesos de cambio que permitan mejorar el rendimiento global de la organización.

¿En qué consiste? La forma como compiten las empresas en el mercado a veces tiene un cierto parecido al de los equipos de fútbol en un partido. Algunos equipos han sido diseñados para ganar la liga, los jugadores han sido entrenados para adquirir la forma y en casi todos los equipos, los juga-dores de una plantilla pasan mucho tiempo juntos lo que les permite no sólo entenderse fuera y dentro del terreno de juego sino desa-rrollar durante los entrenamientos muchos mo-vimientos con los que conseguir durante los partidos ventajas frente al equipo rival. Normalmente, en todos los partidos hay un favorito que tiene unas expectativas de resul-tado.

Los dos factores principales que influyen para conseguir esas expectativas son:

1.- Que el entrenador haya elegido la mejor estrategia para competir. Para elegirla el equipo de entrenadores normalmente ven vídeos del equipo rival, analizan los informes de los ojea-dores, analizan el campo de fútbol donde se va a jugar y hasta pueden tener el parte meteoro-lógico para saber cuál ua a ser la temperatura del césped del estadió en el que se va a jugar.

2.- Que los jugadores sepan poner en práctica esa estrategia, realizando los movimientos, pases, remates, etcétera, de la forma más eficiente.

Curiosamente, hay ocasiones, en las que hay equipos, que partiendo de favoritos, pierden a las primeras de cambio; y por el contrario, hay otros equipos que son sorpresa y que consiguen alcanzar grandes triunfos. El rendimiento de uno y otro depende de la eficacia estratégica y de la eficiencia de los procesos. En el mundo empresarial, el margen de competitividad de-pende de la capacidad que tiene una organiza-ción de conocerse a sí mismo, de saber idear la estrategia más adecuada y sobre todo de la ca-pacidad que tiene de llevarla a la práctica.



Copyright 2017. All rights reserved.

Publicado septiembre 16, 2017 por admin in category "empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *