septiembre 16

Como valorar el margen de competitividad de la empresa III

estratégica y eficiencia en los procesos.(Xcp) (Gráfico 1). La diferencia entre Xpm ( unidades a ven-der para alcanzar el punto muerto) y la Xvn (Unidades de venta normal) se denomina mar-gen de seguridad. La diferencia entre la Xvn y la Xcp se deno-mina margen de competitividad y, como se puede apreciar, será valorado económicamente por la diferencia entre el beneficio que se podría haber alcanzado si se logra el nivel máximo de eficacia estratégica y de eficiencia en los proce-sos y el beneficio que se ha alcanzado con las ventas normales. Como se puede comprobar, el valor del margen de competitividad depende de la diferencia por una parte de los Ingresos nor-males menos los Ingresos cp y de la diferencia entre los costes fijos cp – costes fijos vn y de los costes variables cp menos los costes variables vn. ¿Puede ser el margen de competitividad cero? Sí, en el caso en que el beneficio logrado sea igual que el planificado.

A su vez el margen de competitividad nos puede explicar porqué una empresa nunca puede alcanzar un nivel de beneficio adecuado y es en aquella circunstancia en la que Xpm > ( Xvn= Xcp ). (Gráfico 3) Si continuamos con nuestro análisis es fun-damental descubrir en qué medida el error se debió a un problema en la valoración de la efi-cacia estratégica o en la eficiencia en los pro-cesos, porque podría ocurrir que un Consejo de Administración solicita a sus directivos una rentabilidad esperada más alta de lo que su empresa puede proporcionar que obligue a la empresa a alcanzar unas ventas ( Xra) que es-tán fuera del alcance de la empresa, llevándola a una situación totalmente incongruente: Xra>Xcp>Xvn>Xpm.

¿Por qué es importante valorar el margen de competitividad? Por varias razones: 1.- Por razones internas: el responsable de una organización debe saber cuál es el nivel de mejora que debe exigir a sus recursos y además cuál es el nivel de acierto de sus estrategias. A su vez es un concepto motivador para la plan-tilla, y en especial para las personas que pien-san la estrategia, que la organización consiga cumplir con las expectativas diseñadas. Esto permite a los responsables asegurarse que se ha hecho un buen trabajo en cuanto al análisis del entorno, de los competidores y de las aptitudes de la empresa; de tal forma que cuando tengan que definir nuevamente las es-trategias, sepan que lo hacen eficazmente. Junto a esta razón, además es muy impor-tante para las personas que deben llevar a cabo los procesos, saber con qué nivel de eficiencia deben realizar sus funciones. 2.- Por razones externas: en los tiempos que corren, cada vez más, los grupos de interés de las organizaciones ‘necesitan saber si existe un nivel alto de margen de competitividad o no, de-bido a que los grupos de interés están más inte-resados en organizaciones que no tengan des-viaciones entre lo que se piensa que se puede conseguir y lo que realmente se consigue. Esto nos permite entender porqué cuando una empresa anuncia que no va a cumplir con sus previsiones el valor de las acciones baja; y en muchas ocasiones no se entiende porqué aun bajando el rendimiento todavía se puede consi-derar como muy interesante; las razones de esta variación se encuentran en las expectativas de valor asignadas, de tal forma que, al haber alte-rado las previsiones hay una variación de expec-tativas que llevan a la organización a perder va-lor para estos grupos de interés. ■
N9 193 • Marzo 2003



Copyright 2017. All rights reserved.

Publicado septiembre 16, 2017 por admin in category "empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *