Tatuajes temporales personalizados, una opción complementaria más

Pubicado enCategoríasUncategorized

El sector de los tatuajes está viviendo un crecimiento prácticamente constante en los últimos años. Cada vez son más las personas que deciden llevar un tatuaje en su piel, independiente de su edad o su origen. Los tatuajes han pasado de ser una marca guerrera, propia de los antiguos habitantes de la polinesia, y un estigma social, propio de grupos sociales poco recomendables, a ser un elemento más de moda y de reafirmación personal.

Los tatuajes se exhiben con orgullo y se observan con admiración. En verdad, existen auténticas obras de arte tatuadas en la piel. La labor del tatuador se ha profesionalizado mucho y eso hace que cada vez sean más los tatuadores que son capaces de dibujar tatuajes más impresionantes. Sin embargo, hay algo que no se ha podido evitar y que aún lastra en cierta manera a las personas que quieren realizarse un tatuaje: un tatuaje es para siempre.

Sin embargo, ahora es posible lucir tatuajes temporales de manera elegante y ofreciendo la impresión de ser un tatuaje permanente de verdad. Se trata de calcomanías, como las que se ponen los niños, pero realizadas de manera profesional y además con la posibilidad de realizar diseños personalizados.

Calcomanías, tatuajes temporales para lucir a la moda

El gran punto negro de los tatuajes es que no se pueden borrar. O mejor dicho, para borrarlos es necesaria una intervención costosa y complicada. Esto hace que dibujarse un tatuaje nuevo sea una decisión muy meditada. Sin embargo, con los tatuajes temporales es posible tomar la decisión de llevar un tatuaje de manera más espontánea. Sabes que en unas semanas o meses el tatuaje desaparecerá y eso ayuda mucho a tomar la decisión sin mucho dolor de cabeza.

Los tatuajes temporales, además, permiten ir alternando dibujos y colores según nos vayamos encontrando. Gracias a la temporalidad de las calcomanías se pueden ir alternando diseños diferentes en las distintas épocas del año, o para eventos distintos a los que tengamos que asistir. Por ejemplo, en verano podemos llevar diseños con motivos veraniegos o con colores cálidos. Cuando se acerque el frío podemos cambiar de diseño y optar por otro con motivos invernales, navideños o simplemente por uno con colores fríos, por ejemplo.

Pero no acaba ahí la personalización ya que las posibilidades son enormes, casi infinitas. Ya que los tatuajes desaparecen en unos días/semanas se pueden realizar diseños personalizados para casi cualquier evento o actividad que se nos ocurra. Para empezar, podemos utilizarlos como un complemento de vestuario más. Según la ropa que vas a llevar un día en concreto, por ejemplo un sábado de fiesta, puedes llevar uno u otro tatuaje para que complemente el vestuario.

A la hora de asistir a eventos también se pueden utilizar estos tatuajes personalizados, bien sean suministrados por la organización del evento, bien sean diseñados por nosotros mismo. Por ejemplo, bodas, fiestas patronales y eventos similares son buenos eventos para lucir tatuajes personalizados con motivos alegres. Unos pocos días después el tatuaje desaparece y todo vuelve a la normalidad.